Estrellas dobles y múltiples

Estrellas dobles y múltiples

Alcor y Mizar vistas con prismáticos

Aunque nuestra estrella, el Sol, brilla sin un rival cercano, a muchísimos años luz de su vecina más cercana, las estrellas suelen vivir formando parejas, tríos o cúmulos. Según estadísticas recientes, el 46% de las estrellas tienen dos componentes unidos gravitacionalmente; el 39% son sistemas múltiples y el 15% son estrellas solitarias, como nuestro Sol.

Hablamos de estrellas dobles cuando en el cielo se observan dos estrellas, una junto a otra. Cuando existe un vínculo gravitatorio entre ambas estrellas, decimos que es una doble física, o estrella binaria. Las dos se mueven juntas por el espacio mientras orbitan la una alrededor de la otra, la más masiva siempre es la más cercana al centro de gravedad. Por ejemplo, tenemos a Mizar, en la Osa Mayor, que es una doble física. A la más brillante se la llama componente primaria, y la más débil es la secundaria.

En realidad, las estrellas dobles físicas se subdividen en varios tipos:

  • Dobles visuales: Son aquellas cuyas componentes pueden resolverse con un instrumento óptico. Suele tratarse de estrellas que están alejadas unas de otras y cuyo período orbital puede variar entre uno y varios miles de años.
  • Dobles astrométricas: Son aquellas estrellas dobles en las que una de sus componentes es demasido débil para ser vista y solo podemos detectar su presencia por medidas astrométricas, es decir, por pequeños movimientos de la estrella principal debido a su unión gravitacional con su invisible compañera, que suele ser poco luminosa y de baja masa.
  • Dobles espectroscópicas: Son aquellas en las que las dos componentes están tan próximas entre sí, o tan alejadas de la Tierra, que no pueden resolverse a simple vista, ni siquiera utilizando grandes telescopios. Sin embargo, podemos saber que es una binaria por el desplazamiento Doppler de sus líneas espectrales. Si una de las componentes se aleja de la Tierra, la otra se aproxima, por lo que las líneas del espectro de la estrella que se aleja se desplaza hacia el rojo, mientras que las de la estrella que se acerca se va desplazando hacia al violeta. Este tipo de estrellas fueron observadas por vez primera por Antonia C. Maury en 1889, que observó un desdoblamiento de las líneas en el espectro de la estrella β Aurigae.
  • Doble eclipsante
  • Dobles eclipsantes: Una estrella gira por delante de la otra y como consecuencia, se observan variaciones en su magnitud. El más famoso ejemplo de este tipo de estrellas es Algol o Beta Persei. Las estrellas giran con un período de 2,8 días y su magnitud va desde 2,1 hasta 3,3, un cambio que podemos percibir a simple vista.
Diferencia entre estrellas dobles y físicas
Albireo es una doble óptica

Las estrellas que tienen dos o más compañeras se llaman sistemas múltiples. En el Trapecio, en el centro de la nebulosa de Orión, hay cuatro estrellas jóvenes fácilmente visibles con un telescopio pequeño. Otro caso es alfa Centauri, la estrella brillante más cercana, que es un sistema triple.

En ocasiones vemos dos estrellas en el cielo alineadas por casualidad, que parece que están muy cerca la una de la otra, pero en realidad están muy separadas en el espacio. Es el caso de Albireo, en la constelación del Cisne. Son las llamadas dobles ópticas, y no se encuentran ligadas por la fuerza de la gravedad.

Por favor, valora este artículo
(Votos: 9 Promedio: 3.6)

Los comentarios están cerrados.