5 métodos para encontrar un exoplaneta

5 métodos para encontrar un exoplaneta

La mayoría de los exoplanetas se encuentran a través de métodos indirectos: medir la atenuación de una estrella cuando pasa un planeta frente a ella, llamado método de tránsito, o monitorear el espectro de una estrella en busca de signos reveladores de un planeta tirando de su estrella y haciendo que su luz cambie sutilmente por efecto Doppler. Los telescopios espaciales han encontrado miles de planetas mediante la observación de “tránsitos”, el ligero oscurecimiento de la luz de una estrella cuando su diminuto planeta pasa entre ella y nuestros telescopios. Otros métodos de detección incluyen lentes gravitacionales, el llamado “método de oscilación”.

Pero cuando se utilizan varios métodos juntos, podemos aprender las estadísticas vitales de sistemas planetarios completos, sin tener nunca imágenes directas de los planetas. El mejor ejemplo hasta ahora es el sistema TRAPPIST-1 a unos 40 años luz de distancia, donde siete planetas del tamaño aproximado de la Tierra orbitan una pequeña estrella roja.

Los planetas TRAPPIST-1 se han examinado con telescopios terrestres y espaciales. Los estudios basados en el espacio revelaron no solo sus diámetros, sino la sutil influencia gravitacional que estos siete planetas muy compactos tienen entre sí; a partir de esto, los científicos determinaron la masa de cada planeta.

Por lo tanto, ahora conocemos sus masas y sus diámetros. También sabemos cuánta energía irradiada por su estrella incide en las superficies de estos planetas, lo que permite a los científicos estimar sus temperaturas. Incluso podemos hacer estimaciones razonables del nivel de luz y adivinar el color del cielo, si estuvieras parado sobre uno de ellos. Y aunque aún se desconoce mucho sobre estos siete mundos, incluso si poseen atmósferas u océanos, capas de hielo o glaciares, se ha convertido en el sistema solar más conocido aparte del nuestro.

Cómo encontramos exoplanetas?

Hay cinco métodos que los científicos usan comúnmente para descubrir exoplanetas. Las dos técnicas principales son los métodos de tránsito y velocidad radial.

Cuando un planeta pasa directamente entre un observador y la estrella que orbita, bloquea parte de esa luz estelar. Durante un breve período de tiempo, la luz de esa estrella en realidad se vuelve más tenue. Es un pequeño cambio, pero es suficiente para dar pistas a los astrónomos sobre la presencia de un exoplaneta alrededor de una estrella distante. Esto se conoce como método de tránsito.

Los planetas en órbita hacen que las estrellas se muevan en el espacio, cambiando el color de la luz que ven los astrónomos cuando observan una estrella. Las estrellas se ven afectadas por el tirón gravitacional de sus planetas en órbita y, cuando se observan a través de un telescopio, esto afecta al espectro de la luz de la estrella. Si la estrella se mueve en la dirección del observador, parecerá que se desplaza hacia el azul. Si se aleja del observador, se desplazará hacia el rojo. Este método se conoce como velocidad radial.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Los comentarios están cerrados.