Astronomía a simple vista

Nuestro primer objetivo debe ser aprender a identificar las estrellas más brillantes y memorizar algunas constelaciones.

Conjunciones planetarias, eclipses, auroras polares, satélites artificiales… todos estos espectáculos pueden disfrutarse sin tener que invertir nada en instrumentos de observación.

Conjunción planetaria: la Luna, Venus a la izquierda y Júpiter a la derecha.

Nuestro primer objetivo debe ser aprender a identificar las estrellas más brillantes y memorizar algunas constelaciones. Para ello conviene dedicar varias noches despejadas a lo largo del año, siempre con ayuda de mapas celestes. Las estrellas más brillantes pueden servirnos de guía para encontrar las constelaciones principales. Tras localizar unas cuantas constelaciones, el resto del cielo encaja como un puzzle.

Los observadores que se encuentren en latitudes extremas boreales o australes pueden observar a veces una aurora polar. Son cortinas resplandecientes de luz coloreada que aparecen cuando partículas cargadas emitidas desde regiones activas del Sol interaccionan con la atmósfera terrestre. Pueden durar desde minutos hasta toda una noche.

Otro fenómeno que podemos observar a simple vista son los meteoros o estrellas fugaces. Se trata de un breve rastro de luz que cruza el cielo nocturno. Esto es debido a que la Tierra atraviesa en determinadas fechas del año el rastro de polvo dejado por un cometa. Entonces se produce una lluvia de meteoros.

Los meteoros o estrellas fugaces apenas duran unos segundos, pero si se ve una estrella que se mueve lentamente por el cielo, lo más probable es que se trate de un satélite artificial. Hay cientos alrededor de la Tierra. Podemos verlos porque reflejan la luz del Sol. La Estación Espacial Internacional aparece más brillante que cualquier estrella mientras cruza el cielo de oeste a este.

Las conjunciones planetarias suceden cuando dos o más planetas se encuentran en posiciones aparentes cercanas. A veces, coinciden con la Luna en sus cercanías.

La Luna, al moverse, pasa a veces por delante del disco del Sol y entonces se produce un eclipse solar. Otras veces se sumerge en la sombra terrestre y tenemos un eclipse de Luna. Son los dos sucesos más interesantes de la observación astronómica a simple vista.

(5 votos, media 4.00 de 5)

Nos interesa tu comentario

Código de seguridad

Código de seguridad
Refrescar

Normas de uso.

Si te registras como usuario de esta web dispondrás de más opciones para editar tus comentarios, podrás insertar enlaces, imágenes, vídeos, editar tus comentarios...

Envía esta página a un amigo

Buscador

La imagen de hoy

Cada día una imagen nueva, Hoy: El Trópico de Cáncer

La imagen del día:
El Trópico de Cáncer
02 Agosto 2013

Curiosidad del día

La montaña más alta del Sistema Solar

El monte Olimpus, en Marte, alcanza los 24 km de alto. La segunda son los montes Maxwell, en Venus, que se elevan 11 km sobre el nivel medio de la superficie del planeta. El pico oficialmente más alto de la Tierra es el monte Everest, que llega hasta los 8,8 km por encima del nivel medio del mar. Sin embargo, el Mauna Kea de Hawaii también puede reclamar ser el más alto, ya que se eleva 9 km sobre el fondo del océano sobre el que se asienta.


Fase Lunar

Fase actual de la Luna

Fase actual de la Luna
Creado por fourmilab

Mi blog sobre astronomía | Enlaces de astronomía | Mapa del sitio | Contacto | Privacidad | Condiciones
© 2011 www.astronomia-iniciacion.com